domingo, 19 de diciembre de 2010

Ven, Señor, No tardes!!!


Parece que estos días están cargados de muchas y malas noticias. Son las malas noticias las que recorren el mundo... Lluvias, y nevadas, en otros lugares sequías; carrera armamentista, deseos de omnipotencia en muchos gobernantes vomitivos de poder... Escacez, inflación, desempleo, y un laaaaaaaaaaaargo etc que todos y todas conocemos bien. En nuestro país, un sociópata histérico y megalómano quiere hacer de las suyas, y como el "barbarazo" está arrazando con todo...
Pareciera, pues, que hay muy pocas razones para celebrar y tener esperanzas.

Sólo quiero compartirles... mi silencio. Ante lo que no entiendo y me desborda, ante estas situaciones que parecieran no tener explicación, dónde muchas veces me pregunto por la ausencia de Dios... -Dónde está Él, que permite que ESTO SUCEDA (¿?)- recuerdo Su silencio ante la Cruz. Y medito en ese misterio, un misterio que sólo puede ser de bondad. Que el mal se consume a sí mismo, que el Dios que ama la Vida es siempre más profundo que el mal...
El Niño nacido en Belén nos ha de recordar que Dios no es el Dios todopoderoso que esperaban los antiguos y que aún hoy muchos cristianos esperan y muchos curas predican. Dios es nada-poderoso, es pequeño, es sencillo, es frágil... Un Dios hecho carne arrullado y dormido en los brazos de María, protegido y cuidado por su padre José.

Oh, pequeña Esperanza, enciende nuestras ganas, nuestros deseos y nuestras motivaciones... Dios-que-nada-lo-puede espera de nosotros. Es Aquí y Ahora, en este mundo, en esta nuestra historia, donde se edifica y construye el Cielo Nuevo y la Tierra Nueva.

Estos días, la Voz de los y las Profetas de antiguo y de hoy nos invitan a caminar... Dios viene a nosotros, pero también nosotros vamos al encuentro de Dios...

sábado, 4 de diciembre de 2010

Marana Tha!!!


Todo en la Vida es andanza, es camino
Todo en la Vida, es un continuo movimiento y un continuo dinamismo.
No lo podemos escuchar… pero el bosque va creciendo lenta y delicadamente,
A través de susurros y, a veces, a través de suaves gemidos.

El Adviento no es otra cosa que camino… hacer camino. Dios que viene a nosotros, pero más aún nosotros que vamos a Dios.
Deseo para ustedes, mis amigos y hermanos muy queridos, un feliz adviento, un feliz camino.

Que estos días, tan llenos de incertidumbre y descontrol, tan cuestionadores y a veces desalentadores… que estos días de avatares y pesares, podamos ponernos los lentes de la fe, para ver detrás de cada acontecimiento, las semillas de vida que el Dios que Ama y Defiende la Vida, están pujando por nacer y crecer. Que no veamos sólo el campo regado de estiércol, sino que podamos soñar y esperar, que allí, en lo secreto, está creciendo escondida la flor.

Vivimos tiempos malos, pero para aquel que sabe mirar profundo, y agudo; para aquel que sabe mirar lo que está más allá, descubre que todo es Gracia.

Que sigamos el camino hacia Belén… ¿Cómo se llega?
Siguiendo las huellas de aquellas y aquellos que hicieron camino antes que nosotros…
Siguiendo la estrella, que está escondida detrás de las falsas luces de la falsa navidad.
Llegamos al Niño, no después de hartazgos de abundantes cenas y fiestas insensibles… sino en la simplicidad de la comida fraterna, como la parrilla de un 31 de Dic. O las arepas de pernil la madrugada del 1 de enero…
Llegamos al Niño, no por el camino del lujo y del acomodo… sino, en la humildad de todo aquello que es diferente, pequeño, y hasta desagradable.
Llegamos al Niño, a través de los otros… a través de María, la mujer de a pie, sin adornos. La mujer sin corona y sin alhajas, con manos llenas de cayos de tanto lavar y zurcir la ropa; la mujer de piel curtida por el sol, que se fajaría toda su vida trabajando y sirviendo… La mujer, que como nuestras madres, ha sabido dar vida, a través de la caricia, a través del alimento, a través de la alegría…
Llegamos al Niño, por medio de José, trabajador, entusiasta, padre, que no paternalista…
Llegamos al Niño, a través de ti…

jueves, 2 de diciembre de 2010

Adviento.... Anhelo de un Mundo Nuevo, más justo, fraterno, más humano y hermano



La Parusía es la cercanía de Dios que consuela y restaura. La Parusía no es la venida futura de Jesús como Cristo majestuoso de lo alto de los cielos, sino su presencia plena en el corazón de la vida y del mundo, en ti.



Confía en que Dios está con todos los crucificados, como lo estuvo Jesús; confía en que Jesús está contigo, porque está en Dios. Y grita desde el fondo de tu ser: Marana tha.



Pero hazlo de tal forma que, al rezarle, lo hagas presente o te des cuenta de que lo está, porque para eso es la oración, no para que Dios venga y obre, sino para mejor encarnar su presencia.



Y para eso celebramos los cristianos el Adviento: no para ponernos a la espera de algo que vaya a suceder, sino para hacer que suceda lo que esperamos.



Celebramos el Adviento para esperar como Jesús, más que para esperar a Jesús: nuestra auténtica esperanza de Adviento consiste en realizar más plenamente el Adviento, la Parusía, la cercanía sanadora de Jesús, en hacer que aparezca y crezca la presencia oculta y aún fragmentaria de Dios, la consolación de los afligidos, la liberación de todas las criaturas oprimidas, la restauración del mundo.



No esperamos el fin del mundo, sino su restauración.

Marana tha, Ven Señor, Jesús... Ven, mientras nosotros también vamos!

Del Rincón de la basura al Camino de las Posibilidades


Sol, La, Fa y Re, salieron un día, a vuelo mágico, despertadas por las teclas marfiles del piano de la abuela.

Las notas musicales bailaron alegremente en aquel salón lleno de luz… con cortinas que son recuerdos, y con ventanas que son posibilidades. Sol, La, Fa y Re, se unieron a las otras notas musicales para bailar el vals, y luego ir a comer chocolate…

En el salón principal de la casa, un joven llegaba tarde a su propia fiesta… y se llenó de dolor por la censura y los señalamientos, pues traía zapatos en vez de zapatillas y franela blanca en vez de traje y corbata. La franela blanca tenía un inmenso corazón en el centro, que era la puerta hacía el universo de sí mismo y revelaba, como espejo, la verdad a los demás…

El joven lloró su tristeza y dejó que ésta se paseara por entre los invitados… no la amarró consigo, hasta que se fue, un poco borracha pues tomó ginebra y algo de tequila.

De pronto, el piano firme de la abuela comenzó a cantar música de las alturas, y las notas musicales se metieron bien adentro del pecho del joven… y el arte y la música y la esperanza y la alegría y el llanto y el dolor… todos juntos, celebraron en el corazón de aquel joven, la boda del pasado con el presente…

Y en su aquí y su ahora, ya no le importó su traje exterior, y se quitó el interior sucio frente a todos. Y ya para él todo era crear, soñar, recrear, aprender, desaprender, volar y tocar… en fin, asumir la vida como tarea, pero más como aventura.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Lunes 22 de noviembre



La vida fluye y brota en los lugares más increíbles e insospechados… de la basura puede brotar la vida, como lo demuestra el hecho de que un par de pequeñas matas de tomate han brotado del lugar donde estaba la basura…

La Palabra de Dios es siempre palabra de vida, y cambia el orden de las cosas. Lo menos es más, lo mucho siempre será poco… Lo desechado, tiene posibilidad de vida. Y el orden y las jerarquías, Dios las cambia, y las subvierte. Ayer meditábamos acerca del reinado de Jesús… un rey desde la cruz, un rey desde el fracaso, en quién Dios demuestra su última palabra para la humanidad: la vida.

Hoy vemos a una viuda, que dando menos que todos, termina dando más que los demás… Jesús, palabra de Dios, nos advierte acerca de los sistemas establecidos. El orden imperativo del mundo, frente a la fraternidad de Dios; la exclusión y la desigualdad, frente al reino de justicia y libertad; la muerte de las mayorías, frente a la resurrección de lo que está por extinguirse… bien dice la canción de Silvio Rodríguez: “Solo el amor alcanza la maravilla, solo el amor consigue encender lo muerto”…

Por eso el libro del Apocalipsis es un libro de esperanza, un relato poético y extraordinario de amor, de pasión, y de triunfo: nunca la muerte tendrá la última palabra, y aunque el mal parezca rodearnos, y aunque todo se presente oscuro, y lleno de desechos, hasta de la basura puede brotar la vida… Lo importante es desear que la vida brote, esperar con esperanza, creer en ella, desearla, y caminar a su encuentro… Este es grupo que te busca, Señor… que vamos a tu presencia, tu presencia de libertad, justicia, fraternidad y paz…

domingo, 14 de noviembre de 2010







Kenyan People

Quería Jesús templos, basílicas, monumentos????


Jesus had very little appreciation for the Temple of Jerusalem. In fact he spent most of his life away from him. When he was there visiting, it was usually the occasion of conflict, confrontation with those responsible. His temple were the roads of Judea and Galilee, the sky was his roof and stones in the road or a boat to the lake is situated, from which he taught and had direct contact with people. All very little sacred in the sense that we ourselves, Christians and disciples of Jesus, we are taking today to the temple, to church.

O most sacred in the best sense of the word. Because the Christian perspective changed radically since the time of incarnation. When God became man, our human reality itself becomes sacred place in the place of God's presence. And there is no church like that. St. Paul puts it perfectly when he says "are God's building." The most important thing for Christians are the people and not the bricks. In fact, early Christians had no temples in the usual sense of the word. Not needed. They were few and met in homes. Later, when the number of believers grew they took a larger venue and imitated the Roman basilicas, temples but never were meeting places, what you see in the interior of the space distribution. Our churches are shrines, places for the community to meet, pray, hear the word, share the bread, engage and organize the common life.

Holiness, the sacred, is in the lives of people of every person and all people. There we discovered and we should worship the presence of God who became one of us. There is nothing more sacred than the lives of others. And we should hurt the soul to see how these temples of God's presence are sometimes humiliated, hurt, marginalized, oppressed ... Build the temple begins to respect the dignity of a brother and love as God loves. The Lateran Basilica Church reminds us that, beyond the reality of local churches, is a single body, a single building in which it is all humanity and nobody is excluded.




Dios… es Poesía, es Música, es Melodía


Me encuentro en Kenya, África del Este.
Acá tenemos sabores, olores, sonidos y texturas únicas y diferentes, pero al mismo tiempo familiares. Por ejemplo, podemos encontrar en los supermercados y mayoreos al aire libre, tanto el maíz como la papa de nuestras tierras, o chocolates cuyo cacao es oriundo de América. Ni qué decir de nuestra rica yuca, también americana… Más, el sabor y el aroma han adquirido una originalidad exquisitas; no es que el maíz sea mejor o peor que el de nuestros campos, por ejemplo; simplemente es un maíz enriquecido por la historia de sus sembradores (“fruto del sudor y del esfuerzo del hombre”), y por la lluvia y el sol y la tierra de África. El tomate, la yuca, el maíz, la papa, originarias de nuestra América, han adquirido una tonalidad, una vitalidad, un sabor, que es el mismo pero a la vez es diferente.

África tiene mucho que agradecerle a América. Pero América tiene mucho, muchísimo que agradecerle a África. A veces me llegan sonidos que me invitan a mover los pies, parecen poesía que me llega como de otro mundo. Y emergen los recuerdos de los bailes de salsa, merengue, bachata, cumbia, joropo y el tambor… entre muchos otros cientos de sonidos y expresiones culturales y religiosas que tenemos.

Así como el maíz, la yuca y la papa, dejaron las tierras americanas para sembrarse en tierras africanas, así también la Buena Noticia del Evangelio de Jesús, se sembró en tierras africanas, tomando sabores, texturas, colores, y aromas, únicos y originales. Cuando veo en la eucaristía a los jóvenes bailar, cuando escucho las voces del coro, los ritmos, la expresión corporal… siento una alegría que no tiene explicación lógica alguna, y me pongo a aplaudir y a bailar, y siento que estoy en casa. Ciertamente me falta mucho por aprender: del idioma, de las expresiones, de los códigos culturales… Apenas estoy aterrizando en un país y un continente lleno de oportunidades, lleno de riquezas, lleno de contrastes…

Ser extranjero, y de paso, ser minoría por tener una piel de un color distinta, por no saber el idioma, por no comprender bien los códigos culturales… es una experiencia espiritual, es un proceso de fe… de muerte para la vida. Un proceso de Fe y también un proceso de Alegría, porque al final, después de que muera lo que tenga que morir, nacerá lo que está por nacer. Como la yuca, que del tallo arrancado y casi muerto, emerge. Creo firmemente que el lenguaje común de la música y del arte me hermanan y me aproximan con aquellos a los que creía tan distintos a mí. La Música está a nuestro alrededor, la música está en todo lo que hacemos, vivimos, gustamos… Creo que cuando Dios creó el mundo, lo hizo cantando... al son de miles de instrumentos musicales; por eso la música es el lenguaje universal, y la danza, la mejor expresión de lo que sentimos y vivimos dentro.
A través de la música, a través de todo arte… Cuando pintamos aquello que no podemos ver, cuando cantamos aquello que queremos alcanzar y construir, cuando convertimos en verso lo que no podemos tocar, o danzamos con aquello que no podemos abarcar, nos hermanamos, nos comunicamos, rompemos las barreras de lo diferente, de lo lejano… finalizan las fronteras, y podemos decir: ¡ah, pertenecemos a una misma casa, a una misma familia…! ¡Somos herman@s!
Dios, es el Completamente Otro… el Totalmente Distinto. Eso sí, nunca jamás el “motor inmóvil”, o la causa primera… ¡No! Nunca lejano, nunca ausente. Dicen los teólogos que de Dios no hay mucho que decir en realidad… Prácticamente lo que decimos de Dios, es lo que Dios no es… porque siempre Dios superará todas nuestras palabras, todos nuestros conceptos. Por eso, el lenguaje más cercano a la Vida en Dios, es el lenguaje de la poesía… del “decir no diciendo”, como decía Sn. Juan de la Cruz. A través del arte, y en especial, a través de la música, podemos expresar, tal vez no conceptos dignos de enciclopedias, ni largos ensayos que sean de beneplácito de los grandes especialistas, pero sí la experiencia de la fe sencilla y humilde de los pobres que hermana y humaniza. Como los cantos de los jóvenes de Guadalupe´s Parish, en Nairobi Kenya.

Pedro Emilio
P.O. Box 21654, 00505 Ngong
Nairobi
Kenya, East Africa

jueves, 26 de agosto de 2010

Otro MUNDO es Posible: Santa María, del Buen Humor

Otro MUNDO es Posible: Santa María, del Buen Humor: "De seguido, la imagen más común que tenemos de María, es la de una mujer llena de dolor, “con el corazón traspasado por el sufrimiento” an..."

Santa María, del Buen Humor




De seguido, la imagen más común que tenemos de María, es la de una mujer llena de dolor, “con el corazón traspasado por el sufrimiento” ante la pérdida de su Hijo.

Leyendo con calma los pasajes del Nuevo Testamento; dejándonos seducir por la voz y la Palabra del Judío Jesús de Nazaret, y de aquellos que fueron sus seguidores, encontraremos de continuo referencias a fiestas, a banquetes, a celebraciones llenas de alegría.

Jesús fue un hombre alegre, seguramente un gran contador de historias, un hombre feliz.
¿De dónde provendría tal buen humor? ¿Dónde aprendió a reír, a celebrar la vida, a cantar las grandezas del Señor? En casa, en la casa del Carpintero, junto a José, junto a María.

Sí, María de Nazaret, debió haber sido una mujer, con los labios siempre llenos de sonrisas.

En las Bodas de Canaán, celebró también con el Vino, el mejor de todos: el vino de la alegría compartida, el vino de la vida que se celebra, se reparte, se entrega.
María del Buen Humor, Madre de la Alegría… ¡Celebra con nosotros!





En San Joaquín, la primera fiestera es Carmencita

miércoles, 11 de agosto de 2010

El Circo de las Mariposas


El Circo de la Vida
Vivimos en un “circo” continuo de emociones: lloramos, reímos, gritamos, callamos. Nos dejamos llevar por distintos placeres, nos aventuramos, nos acobardamos. Por tanto a veces somos payasos, trapecistas, domadores, malabaristas, depende del día, depende del momento, de la situación y de la emoción que llevemos implícita. No podemos ser payasos si nuestra tristeza nos invade; del mismo modo no podemos ser domadores si nuestro espíritu se encuentra totalmente fuera de "cobertura"… A veces nos tocará domar la “fiera” que tod@s llevamos dentro, a veces nos tocará mostrarla al mundo, para defendernos y establecer límites.

Otras veces nos tocará subir por el trapecio de los obstáculos del camino, porque la primera vocación a la que fuimos llamados, fue crecer superando los obstáculos; y entonces, arriba, bien arriba, cuando quizás muchas voces nos decían que no podíamos llegar, lanzarnos al vacío, confiando en Aquél que está en Silencio junto a nosotros.

Y no sentir vértigo al vivir, al aventurarnos a soñar con los pies en tierra, pero a la vez con el alma llena de alas.

**************************************

Las siguientes preguntas las trabajamos en un taller de Educadores Católicos de Fe y Alegría, después de haber visto el Micrometraje, El Circo de las Mariposas... Me parece interesante el compartirlas, debido a la gran cantidad de cuestionamientos y reflexiones que se originaron en el grupo:

Responde:
1) ¿Cómo es tu “circo”?
2) ¿Qué “rarezas” tiene?
3) ¿Cuál es el Centro de todo tu espectáculo?
4) ¿Quién o quiénes son los protagonistas?
5) ¿Qué relación encuentras entre el “Circo de las mariposas” y tu práctica educativa? ¿Crees que tu Centro (Colegio) es un circo para los “extraordinarios”, o un circo para “fenómenos”?
6) ¿Qué relación encuentras entre el Circo y la lectura de Marcos 5, 21-43 (La hija de Jairo y la hemorroísa)? Recuerdas alguna otra frase o cita bíblica que tenga que ver con este Gran Circo de las Mariposas?




Ficha Técnica:
Género:
Cortometraje
Título: El Circo de la Mariposa
Sinopsis: a la altura de la Gran Depresión (años 30 del Siglo pasado en EE.UU.), el dueño de un circo de renombre conduce a su grupo a través del paisaje devastado de América. Durante uno de sus viajes descubre a un hombre sin extremidades en una barraca de feria. Está protagonizado por Eduardo Verástegui (Bella), Doug Jones (El laberinto del fauno, Los cuatro fantásticos) y con el debut de Nick Vujicic.
Dirección: Joshua Weigel
Productores ejecutivos: Nathan Elliott, Jon and Esther Phelps y Bob Yerkes
Productora asociada: Natalie Burkholder



miércoles, 4 de agosto de 2010

PSICOANALISIS a Una Nación Enloquecida





Alterada y con el rostro pálido de la impresión, entró la secretaria a la oficina de su jefe. Nunca, en todos sus años de servicio, que ya iban por los quince, había visto algo semejante... ¡y mira que ingenuamente creía haber visto ya todo tipo de personas y situaciones!; claro, trabajar para un psiquiatra no es nada sencillo... Pero, esto escapaba a toda lógica.

- Do... doo... do… Doctor, Moreno - logró pronunciar casi sin habla la Sra. Castell, mientras intentaba cerrar la puerta. Los nervios no la dejaban coordinar sus pensamientos.
- Ay...doo...doo... ¡Apareció!, do...do...Doctor... Así, de la nada... Llegó, Domor... ¡qué digo, Doctor! Y está ahí. Hizo: ¡zaz! Yo estaba atendiendo una llamada y ¡boom! Frente a mí, con esos ojos negros penetrantes... Ay, doo...doo... yo me quería morir… ¿qué hacemos? ¿qué le digo?
- Pero ¡cálmese, mujer! - intervino el Doctor Moreno- No se me descomponga A ver ¿qué ocurre? ¿quién está ahí? Vamos... respire... respire conmigo... uno...dos...tres...
- El pa pa pa, Doctor... ¡su pa pa pa cente! ¡Ay madre mía!
- ¿A qué cente se refiere? Míreme… Míreme… Eso, eso… ¿Cuál cente?
- Su paciente, Doctor. El Sr... Di...á...bo...lo - decía mientras se persignaba.
- Bueno, pero entonces que pase.
- ¿Qué pase? ¿Qué eso pase? ¿Está seguro Doctor?
- Oiga, ¿qué le ocurre? Claro… dígale que puede pasar.

La Sra. Castell cerró la puerta, no sin antes tomar una buena bocanada de aire. El Doctor Moreno no salía de su sorpresa... ¿qué le pasará a esta pobre mujer hoy?

Toc, toc, toc...
- Pase adelante...
- Buenos días, Doctor.
- Sí, muy buenos días, Sr.. ¿Diábolo?, ¿no?
- Sí, Doctor... snif... snif... ¡Necesito su ayuda, Doctor! – dijo bañado en lágrimas.
- Para eso estoy acá... Respire. Respire otra vez... - el Doctor Moreno hurgaba en su escritorio- ¡Vaya, parece que mi secretaria no me trajo sus datos! Déjeme llamarla...
- Se marchó, Doctor... salió corriendo... ¡todos huyen de mí....ahhhh! ¡Ayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy!
- Bueno... bueno, podemos prescindir un momento de la ortodoxia. Veo que está procesado… así que… dígame qué le ocurre. Cuénteme... primeramente ¿quién es usted? ¿A qué se dedica?
- ¡A que me dedicaba, querrá decir! Yo era el rey de la oscuridad... el padre de la mentira... Todos me odiaban; todos me temían... Pero ¡ahora! Ahora soy un mito desfasado, un fantasma del inconsciente... ¡Nadie cree en mí! No sabe cuánta alegría sentí al ver a su secretaria asustarse conmigo... Si lo único que hice fue aparecer bajo una cortina de humo... ¡puro gasoil quemado, Doctor! Porque ya ni azufre tengo....

- A ver... explíqueme un poco mejor su profesión... Y cuándo comenzaron sus problemas...

- Mire Doctor... yo vivía feliz, torturando, viendo sufrir... Ay, esas cámaras de tortura... ¡pero se quedaron cortas! Jamás se me habrían ocurrido las ideas para torturar y matar que acá han aplicado... Todo se ha sofisticado tanto... Hoy en día nadie se asusta al escuchar sonidos de cadenas arrastrándose cerca de los cementerios... O al oír pasar al carretón recogiendo las almas en pena, noche tras noche... Eso es objeto de burla.... Muertos caminando buscando cerebros... ¡todos se ríen de ello! Los niños se burlan del Coco... Y la Mano Peluda quedó desempleada hace muchísimo tiempo... Evidente, ¡si el terror se vive día a día en la calle!

- Mire, mire... no le entiendo muy bien - intervino el Doctor Moreno, cada vez más extrañado de las palabras de su paciente- Usted me está queriendo decir... ¿qué usted es…?

- El Diablo… ¡o lo que queda de él! Buah, buah.. pero llámeme, mejor: Diábolo... me es más familiar. Mire, Doctor - sus ojos negros, como la noche más oscura, húmedos; su rostro entero, delatando el terrible sufrimiento por el que atravesaba - necesito su ayuda.... Vivo en una depresión continua desde hace meses... bueno, desde hace once años ya, pero que se ha agudizado en los últimas semanas... ¡Ya nadie cree en mí! ¡Ya nadie cree en el Averno! Hace poco más de un año, mis enemigos, antiguos siervos, me dieron la estocada final... ¡un paro! Sí, un paro general... Los sindicatos infernales me fueron abandonando... poco a poco, perdí credibilidad... Hoy, las calderas están vacías, sin alma alguna qué torturar... las Cavernas infernales desérticas... sólo se escucha mi lamento... y yo que les ayudé a llegar al poder... Desde que aquí se fundó el fetrahadesmagisteriomegabolivariano... Me echaban en cara que yo no podía seguir al mando, que mis servicios eran caóticos, ridículos, risibles... Me acusaron de estar al servicio del imperio, me denigraron públicamente acusándome de contrarevolucionario, y para acá vinieron, y ahí están, mis antiguos discípulos, hoy encargados de ministerios y bien enchufados en la cúpula del poder... Administrando in-justicias, in-defendiendo al pueblo... ¡Quince mil quinientas hectáreas de las mejores parcelas infernales me fueron expropiadas! ¿¡Y quién les enseñó todas esas artimañas!? Es que mis antiguos discípulos han hecho cosas, que ni a mí, Doctor, se me hubiesen ocurrido... Más dantescas que el mismo Dante. Yo, aún pendiente de lucir unos cachos que hasta afeminado me hacían ver - menos mal que una médico cubana me los operó -...y acá, tramando asesinatos políticos al mejor estilo holliwodiano. Yo, por allá, riéndome de las mentadas de madre de los muchachos, y aquí construyendo magnicidios que ni Ágatha Christie hubiese podido resolver... Yo allá, ayudando a disfrazar las mentiras que los adúlteros le dan a sus esposas, y por acá tan desfachatadamente cogiéndose los dólares de PDVSA. No, qué se me iba a mí ocurrir organizar contramarchas revolucionarias dizque para defender el gobierno del pueblo, cuando la intención era ver matar a sangre fría a tan despreciables inocentes... Y esa masacre de Altamira… ¡la de hace unos años! ¡Ni hablar la más horripihermosa de todas: el Llagunazo… Así le nombré yo, doctor, después de ver tanta sangre y tanta frialdad derramándose debajo del tristemente célebre puente. ¡Es que no puedo negar que les quedó bella! Disparos tan pulcros y certeros... ¡qué hermoso! Sólo que no se ocurrió a mí... y luego, la forma como han juzgado a los inocentes haciéndoles aparecer como culpables, y como los culpables se han convertido en héroes intocables y omnipotentes. Y dígame en lo que está convertido Vargas, ¡ni las peores pailas del Averno están así, en tan pésimo estado! Y Caracas... tan sucia, tan plagada de delincuentes, tan hecha mierda... snif...snif... ¡Ay! Buah... Buah... Buah... Buah...

- A ver... la principal herramienta de la psicoterapia es la palabra... Continúe... manifieste libremente lo que siente...

- Bueno, Doctor... ¡es que me da envidia! Me muero de la pura envidia! El cierre de los medios… ¡Ay ese canal donde pasaban siempre mis novelas favoritas de la tarde! Los atentados contra los periodistas, la persecución contra los estudiantes, los presos políticos que no lo son… con toda la urdimbre policial, y todo el montaje hecho... ¿Por qué carajos no se me ocurrió a mí primero!? Me han dejado sin empleo, Doctor... Soy apenas un desterrado. Ni las brujas y hechiceras me invocan ya, pues para aquelarres tienen las marchas revolucionarias. El otro día vi, antes de que me cortaran el servicio de TV por cable (porque entre la paila de canales tenía al canal Internacional que después fue nacional, pero que no quieren dejar salir al aire) cuando una de esas brujas decapitaba a la mamá del loquito ese que murió en una cruz y que me tiene jodida la vida desde hace dos mil años. Yo que había luchado tanto contra Ése… y me han ganado la partida unos aprendices que apenas cursaron conmigo un seminario de golpes de estado y guerrilla que ni aprobaron… No juegue… Buah… buah… Quemar y robar Iglesias, colocar explosivos en el metro, mentir tan descaradamente y que todavía sigan creyendo en ellos! No, Doctor… todos mis súbditos se han venido para acá… el último de mis servidores huyó con una diputada del gobierno, la misma que le aruñó la cara al diputadillo aquél de la extinta oposición… la misma que cayó a palos al periodista… ¿se acuerda? Y que ahora lo tienen preso por ser un estafador, un pendenciero, un mentiroso. ¡Yo, el padre de la envidia, de la maldad, del odio…! Me quedé sin nada, doctor… me quedé sin nada…!!!

- Así que usted siente - intervino el Doctor Moreno- que ha sido, de una forma u otra, desplazado de su trabajo... huuuuummm...Cuando perdemos algo importante para nosotros nos sentimos así. Reaccionamos ante la pérdida con dolor...

- ¿Dolor? ¡Si yo gozo con el dolor! Yo lo que tengo es arrechera... Yo estuveen Egipto y perseguí a los judíos hasta el Mar Rojo; ¡claro, hasta que intervino el Viejito; yo asesoré a Nerón cuando incendió Roma, diciéndole que le echara la culpa a los cristianos; estuve en París cuando decapitaron a María Antonieta; estuve en Europa en la Primera y Segunda guerras mundiales... Ay, cómo gozaba en las cámaras de gas... Y ya ve, míreme, soy una sombra, un prospecto marchitado de Demonio... buah... buah... snif... ¿Quién le va a temer a la Sayona cuando hay tanto malandraje suelto en cada esquina? ¿Quién le va a temer a las cámaras de tortura infernales, cuando a las seis de la tarde todo este país se convierte en una trampa de muerte, de corrupción y de impunidad? ¿Quién va a temerle a las tinieblas, cuando día a día ciudades y provincias enteras viven sin luz, sin agua, con la basura hasta los codos? Si le contara lo que le sucedió al Jinete sin cabeza la última vez que salió a espantar... ¡unos choros le robaron el caballo! Y unos mariguaneros utilizaron su cabeza como balón de básquet! ¡Y al pobre Silbón, Doctor, le robaron su machete en frente del módulo de policía! Él fue el primero en marcharse, por cierto, y anda de buhonerovendiendo cigarros en Sabana Grande... El Hombre Lobo vende bambinos en los semáforos. Pero el que más tristeza me da es Frankestain, el pobre se ofreció como voluntario en la escuela de Anatomía y fue rechazado por estar en la lista de Tascón. Lo último que supe de él, fue que atendía una agencia de loterías en el Cementerio General del Sur. Y hablando de ese Cementerio... ¡qué belleza en lo que está convertido, todo gracias al genio bolivariano! Cadáveres a cada paso, robos, asesinatos... Más de diez mil muertes violentas el pasado año... Y yo, sin empleo, sin nada qué hacer, porque todo el mal se me vino para acá. Es que es terrible lo que me ha pasado, Doctor... ¿qué puedo hacer?
Mire... es duro y triste lo que le voy a decir... pero es la realidad. Acepte su pérdida y búsquese otro empleo... porque el infierno mesmo, se instaló desde hace tiempo en este país… ¿Hasta cuándo???????????????????????

miércoles, 28 de julio de 2010

Otro MUNDO es Posible: ¿Otro Dios es Posible?

Otro MUNDO es Posible: ¿Otro Dios es Posible?: "¿Otro Dios es Posible? Tal vez la idea parezca descabellada para algunos, incluso hasta sacrílega para otros, pero no deja de ser real, ur..."

¿Otro Dios es Posible?


¿Otro Dios es Posible?

Tal vez la idea parezca descabellada para algunos, incluso hasta sacrílega para otros, pero no deja de ser real, urgente y necesaria.


En un mundo donde la intolerancia religiosa produce día a día millones de muertes, donde los fundamentalismos y legalismos a ultranza, generan odios, divisiones, y desequilibrios psíquicos, consecuencia garrafal de la culpa y la doble moral de muchos y muchas “servidores” de la religión, es indispensable tomarse en serio esta propuesta.


La fe no puede estar desligada de la vida, y nuestra experiencia religiosa, toda nuestra dimensión trascendente, pasa también por nuestra experiencia humana. Nuestra madurez espiritual está intrínsecamente ligada a nuestra madurez humana, y viceversa. Tal como nos vemos a nosotros mismos, así podríamos estar mirando a Dios. ¡Cuántas proyecciones! ¡Cuántos ídolos levantados alrededor de Dios que no son más que fantasmas y asuntos pendientes de nuestro pasado! O tal vez expectativas catastróficas y aún anastróficas de nuestro miedo más fundamental: el miedo a la libertad.


En este Siglo XXI de guerras y hambrunas, de tanta desigualdad y esclavitud a distintos órdenes… Este Siglo XXI de crisis ecológica y política, es realmente banal seguir hablando desde el seno de nuestras Iglesias cristianas, del sexo de los ángeles, o de la concepción inmaculada de la virgen María.
Predicar y defender a capa y espada que María no tuvo más hijos y que permaneció intacta y pura antes y después del parto, mientras afuera, a las puertas del templo, día a día mueren niños de hambre, hombres y mujeres sufren violencia y discriminación por su sexo, condición social, política, sexual y aún religiosa, es una verdadera blasfemia.


Denunciar los atropellos de las clases dominantes, señalar los abusos de poder, exigir justicia… es ser fiel a la palabra de Jesús de Nazaret. Pero es una total incoherencia el exigir respeto y participación, cuando a puertas cerradas, aún se continúa – al menos en la iglesia católica- manteniendo una estructura jerárquica, cerrada, y excluyente.


Hablar de amor y de misericordia, pero anatematizar a las minorías, excomulgar sacerdotes y religiosas por pensar distinto, silenciar a laicos en razón de sus opciones de vida… ¿Se corresponde con el Dios que nos presentó Jesús?


Otro Mundo será posible, cuando descubramos que Otro Dios puede hacerse posible en nuestra tierra… Ese Dios que levanta del polvo al desvalido, que alza de la basura al pobre… ese Dios que Ama la vida, ese Dios que está más allá de cualquier concepción legalista y a la vez más acá de nuestros razonamientos lógicos, metido en nuestra historia, caminando junto a nosotros, ese Dios de fiesta, de baile, del que sólo se puede hablar "con el decir no diciendo", ese Dios que nos da alcance con Alegría y Esperanza, para construir Aquí y Ahora ese Cielo nuevo y esa Tierra nueva que tod@s nos merecemos.

viernes, 23 de julio de 2010

26/09: El Capítulo Final



Ogros y Brujas se enfrentan en Shrek, Capítulo Final. Interesante dato, pues socialculturalmente, ambos bandos son del grupo de los "malos". Los antihéroes, los pequeños, los "no alineados", los que están fuera del panorama tradicional, son los protagonistas de la Peli. Bien elaborada por cierto, con una trama mucho más "adulta" y formal que las anteriores entregas.

Pues bien, nuestro Rumplestinsky criollo, envalentonado y soberbio como el original de Shrek, ha dicho: "¡Se suspenden las relaciones con la Hermana República de Colombia!". Y enseguida, las brujas malvadas que tenemos en la Asamblea Nacional, en CNE, el la Corte Suprema de Justicia, y en otros ministerios revolucionarios, comenzaron a proferir gritos e insultos por todo el reino Muy Muy Lejano. La bruja mayor, presidenta de la Asamblea Nacional, después de intervenir bancos, haciendas, empresas, urbanizaciones y colonias enteras, ahora estatizó hasta los pantanos de Barinas... Pero Rumplestinsky nunca fue capaz de darse cuenta que su malvado hechizo estaba llegando a su fin...


No sé si este cuento de hadas, ayuda a entender a nivel internacional lo que está ocurriendo en mi país. Suenan vientos de guerra, dicen... Pero la realidad real es que la gente, el pueblo humilde y sencillo, el pueblo de a pié, el pueblo honrado que es la gran e inmensa mayoría de los venezolanos, no cree en esta farsa que está montando el gobierno. Es decir, sí cree... Cree en las pruebas que ha presentado Colombia, pues a nivel interno - y afuera también- es secreto a voces que este gobierno apoya y financia a la guerrilla terrorista de las FARC. Pero todo esto, no es otras cosa sino una cortina de humo, un trapo "rojo rojito" para distraer la atención nacional e internacional de los graves problemas de inseguridad, desempleo, salud, vivienda, educación, vialidad, y para usted de contar, que atraviesa Venezuela.


Nuestro Rumplestinsky criollo seguirá gritando, vociferando, insultando, pegándole a las brujas y a los aduladores para que se haga su voluntad... pero la verdad, tarde o temprano, emergerá como la luz al amanecer... Porque el mal se consume a sí mismo

¿Quién eres tú?


Alicia está buscando su destino. Intenta escapar de la maldad y de la incoherencia, de la locura y de la extravagancia, escapar del hastío, de la vida cómoda y monótona de una sociedad que vive de apariencias, donde pulula la doble moral.
Lo que Alicia no sabe es que, escapando de estos “fantasmas” que le causan tanto miedo, está escapando en el fondo de sí misma. No huye de la monotonía y frivolidad de la sociedad victoriana, ni se fuga de la maldad de la Reina Roja, o de la postrada hipocresía de Jota de Corazones… Ni siquiera de la eufórica kinestésia del Sombrerero Loco. Huye de su propio mundo aún incompleto, porque no ha dado aún con el para qué de su existencia.

En su exilio, llega al fin al Castillo de la Reina Blanca; tras un breve diálogo, y después de lograr sentirse cómoda con su tamaño, Alicia sale al jardín donde la está esperando Absolem, La Oruga.

- ¿Quién eres tú? – le pregunta Absolem
- Creí que había quedado claro. ¡Olvidaste quién soy! Soy la Alicia Incorrecta
- ¿Quién te lo dijo? – pregunta con profunda sabiduría La Oruga
- Lo dijiste tú mismo
- Yo dije que no eras Alicia entonces, pero eres mucho más Alicia Ahora. Es más, casi eres pura Alicia.

En nuestras búsquedas interiores, en nuestro deseo de trascendencia, muchas veces nos toparemos con esta pregunta existencial: ¿Quién soy? Existen momentos de especial densidad, momentos cumbres que inevitablemente, como Absolem, nos cuestionarán sobre nuestra identidad, y sobre nuestros sistemas de creencias y de valores. ¿Quién eres? Y esto que aquí y ahora eres, ¿lo serás para siempre?
Tal vez podamos sentir miedo de mirar el camino andado, y tomar conciencia de que, sin querer o queriendo, nos alejamos un poco de lo que siempre hemos soñado ser. Pero no, no es así. De mucho caminar al norte, alguna vez llegaremos al sur.

El concepto espacio-tiempo es sólo un intento de explicar lógicamente nuestra naturaleza finita. Todo lo que vivimos es oportunidad para CRECER, aún aquello que no entendemos, y que incluso escapa de toda lógica. Todo tiempo es tiempo de transformación. Sólo necesitamos abrir bien los ojos para ver lo que se esconde más allá de las simples apariencias… Así, algo hará click en nosotros, y sintiéndonos cómodos con lo que hemos elegido ser, escucharemos esa voz que nos dice: “Casi eres puro Tú”.

miércoles, 21 de julio de 2010

A Venezuela herida, y Esperanzada



El sol se levantó esa mañana más temprano que de costumbre.

Mis ojos, aún durmientes, tardaron en adaptarse a la fuerte luz del mediodía express.

El aleteo de las palomas, sorprendidas en su sueño, retumbó en mis oídos. "Juisui - juisui - juisu... Juisu - Juisui"

Yo creía dormir, pero mi corazón estaba anclado en el tiempo. "¡Traz!... traz... traz!" - sonaron los disparos en la avenida la Paz.

Un grito, un llanto... ¡TRAZ!... un asqueroso silencio.

"Que se levante el sol: ¡Levantaos, bastardos hijos de mi tierra!"... Gritó la fanfarrona voz del afeminado mandatario, Padre de la patria, abuelo de los padres de la patria, benefactor de los beneficiados por las prevendas de los coprófagos de los desechos de la patria... Semi-dios, semi-hombre, semi-ser...

"Loas y alabanzas y loas y honor y loas y gloria Al único, al total, al perfecto benefactor y padre de la nación, Señor de nuestra historia".

A la hora en que el sol se levantaba asustadizo y acorralado, Erguido por los bravucones gritos del jefe de todos, del jefe de todo; A esa misma hora, María le decía adiós a sus captores:

"¡Traz... traz... TRAZ!" - la mano de María caía en la calzada.

Cementerios de huesos olvidados, De carnes violadas por cochinas palabras: "Qué bello... qué hermoso este pueblo mismo que me aclama... Yo derramo mi amor, derramo mi paz sobre vuestras cabezas".

Y al doblar de las campanas, el amén descontinuado ante el señor.

Su voz, su afeminada y rígida vocecilla, por tanto tiempo timiducha, paliducha, blandengue, Creció de pronto, como un erupto, como una flatulencia de carne corrompida.

Jesús e Inocencia Blanco están de luto, su hijo Santiago fue obligado a pasar el páramo ayer. Santiago tenía puestos los ojos en el mañana... de la libertad.

"Plin... traz... Plin-tiplin". Doblan las campanas acompañando a cada muerto: el de cada hora. Pero en el doblar, el ruido de la bala se cobija.

"Que verdeen los montes... que florescan los desiertos, porque me da la gana y yo lo mando". Monologaba el mandarín-mandarán frente al espejo: desnudo de pudor, desnudo de honor.

"Que paran los mangos, perros, y que los sueños sean oscuros para siempre". El amén de los acólitos era cadencioso, sucio y solitario... Vendiendo sus almas por el verde papel del norte.

A la señal convenida: hombres y perros y cerdos y ministros queman sus holocaustos y sus inciensos... Sombras podridas, esqueletos políticos que se sostenían con la renta proveniente del negro oro, del oro negro.

Pero, aunque la noche, aunque el derroche, aunque el silencio cómplice... La verdad saldrá a la luz tarde o temprano. Y la justicia será posible, posibilitando la paz y la concordia. Ese día, luego de siglos de marginaciones y heridas, Esa mañana, o tarde, o nuevo amanecer, Tras tanta sangre derramada Tanta lágrima contenida Tanta indignación Tanto deseo insatisfecho... Ese día, pues, brillará el sol, Al levantarse libre y firme.